• Proyecto Deportivo El Plomo

    EL PLOMO

    Hace un par de semanas, un grupo de amantes del Mountain Bike y la Alta Montaña estamparon sus nombres en la historia nacional del Dh al realizar un histórico descenso desde la cumbre del Cerro el Plomo (5.424 mts de altitud) hasta la curva 1.

    Después de 4 días de ascenso, mucho frío y fuertes viento a medida que se acercaban a la cumbre, los bikers Patricio Goycoolea, Thomas Samsing, Santiago Pérez, Max Vignau y Julio Hochschild, alcanzaron la cumbre con sus respectivas bicicletas al hombro, para luego realizar un Down Hill que quedará para siempre en la memoria de todos los fanáticos de este deporte.

    EL_PLOMO_2

    Parte imprescindible de este grupo y del Proyecto Deportivo El Plomo, como fue nombrada esta aventura, fueron quienes estuvieron a cargo de la logística de esta expedición: Cristóbal Bate, Juan Martín Gerstl y Camilo Bruna, además de los responsables de registrar cada detalle, Pablo Azócar y James Alfaro.

    Esta tremenda hazaña fue el cúlmine de un proyecto que nació el 2016 cuando los 5 deportistas, motivados por “alcanzar varias cumbres de cerros que rodean Santiago con el fin de pedalear los antiguos y largos senderos que recorrieron incluso los primeros habitantes de nuestro valle”, partieron pedaleando al Cerro Provincia (2.750 msnm).

    Una vez alcanzada esta meta, decidieron realizar la Travesía de Ramón, partiendo desde San Carlos de Apoquindo hasta alcanzar las cumbres del Cerro Provincia (2.750 msnm), Cerro Tambor (2.788 msnm) y Cerro de Ramón (3.252 msnm), para luego descender por cerca de 2 horas hasta al sector de El Manzano en el Cajón del Maipo.

    Según cuentan los protagonistas de esta increíble aventura, la sensación de haber llegado a la cumbre del El Plomo podrían definirla “como un momento de pura majestuosidad, de la mayor gloria que existe como sensación dentro de un ser humano, felicidad pura., y lo mejor es que ese momento de gloria se extendía a una épica bajada desde los 5.424 mts de altitud! Abrazos, alegría y celebración en la cumbre para después ponerse el casco integral y quedar listos para hacer lo que sería una de las bajadas más increíbles de la vida”.

     

    Fuente: Los Guardianes del Valle

Leave a reply

Cancel reply